domingo, 5 de julio de 2009

¿Te acordas de aquél tiempo en que las decisiones importantes se tomaban mediante un práctico: ta te ti, suerte para mi..? Se podían detener las cosas cuando se complicaban con un simple: pido. Los errores se arreglaban diciendo simplemente: va de nuevo. Las discusiones terminaban con un: Pan y queso, pan y queso.. La peor desilusión era que te eligieran último para jugar a la mancha. En el que uno teniendo un muñeco o una pelota era completamente felíz y no necesitaba nada más.
¿Quién no quisiera volver a esos tiempos donde todo era tan fácil?

No hay comentarios: